Érase una vez un inglés en Patagonia. 1º Parte

Entre­vista vía Skype a Fed­erico Palma, real­izador de la serie doc­u­men­tal “Piratas, Pas­tores e Inversores”

Fed­erico Palma nació y vivió la mayor parte de su vida en Buenos Aires. Con el cor­rer de los años, des­cubrió una necesi­dad impe­riosa por con­tar his­to­rias. En su ciu­dad natal, sin embargo, no hal­laba aque­l­las que lo empu­jaran al camino. Fue, en cam­bio, cuando cam­bió de locación que los engrana­jes comen­zaron a moverse en serio. El día que cumplía 25 años, Palma agarró las val­i­jas para mudarse a Río Negro.

En el sur encon­tró la his­to­ria de la tierra y sus habi­tantes, tam­bién los mitos y los lugares inex­plo­rados. Lo que comenzó hace un tiempo como un proyecto de película acabó, de alguna man­era, derivando en una serie real­izada gra­cias a los con­cur­sos fed­erales que inau­guró el INCAA en 2010 cuando comenzó todo la movida de la TDA. El eje moti­vador, la pres­en­cia inglesa por estos lares, exten­dida en el tiempo y mucho más vari­ada y com­pleja que lo que los mitos blanco-negristas per­miten a primeras luces obser­var. El pro­ducto ter­mi­nado recibió de nom­bre “Piratas, Pas­tores e Inver­sores” y, mien­tras sigue bus­cando algún canal que se digne a pro­gra­marlo, puede verse com­pleto y de man­era gra­tuita en el Cue­vana de TDAwww.cda.gob.ar , donde pueden verse todas aque­l­las series doc­u­men­tales y de fic­ción que no están actual­mente en el aire -.

Sábato decía que las pasiones — en Sábato las obse­siones — siem­pre encuen­tran la forma de fil­trarse en la obra de un autor. Para Palma, la serie fue una patri­ada, un proyecto desqui­ci­ado que fue con­tra toda lóg­ica de pro­duc­ción. Viajó por toda la Patag­o­nia y voló hasta Malv­inas. Son aque­l­los proyec­tos donde el real­izador siente que de alguna man­era le va la vida — piensa quien escribe — los que tarde o tem­prano hacen una diferencia.

La his­to­ria, lin­eal y sim­ple es hay algo que no es cuando se trata de movimien­tos sociales, políti­cos y económi­cos. El mito sin­te­tiza y oculta por necesi­dad, mien­tras que la inves­ti­gación com­ple­jiza para enrique­cer el debate y per­mi­tir otro tipo de dis­cusión y pensamiento.

(con­tinúa)

Para con­tac­tar a Diego Braude, click­ear aquí

Print This Post Print This Post

Dejar un comentario

 

 

 

Se pueden usar tags de HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Archivos